viernes, 28 de agosto de 2015

LOS BIZCOCHOS CANALE

LOS BIZCOCHOS CANALE



En el año 1999 se dejaron de fabricar estas deliciosas tostadas dulces.
Las comimos de chico y se las dábamos a nuestros hijos, porque tenían la fama de ser las más saludables.

También eran la única comida cuando había descomposturas de estomago.-

Hoy ya no existen gracias a que nos imponen marcas extranjeras, y ésta fue adquirida para que pase al olvido.


La ex fábrica de bizcochos posee una historia centenaria. Fue en el año 1875 cuando don José Canale apostó a una pequeña panadería en Defensa y Cochabamba. Los años pasaron y el crecimiento del restaurant - fábrica hizo que Canale se instalara como la panadería del barrio. El renombre que tomó su industria llevó al inmigrante genovés a mudarse a Martín García 320, frente al Parque Lezama. El tiempo pasó se convirtió en una de las grandes fábricas del sur de la ciudad, una firma que se instaló en el corazón de los argentinos desde su nacimiento. Incluso, luego de la muerte de su fundador, la fábrica comenzó a ser manejada por la viuda e hijos y siguió su camino de industria nacional. 

Desde 1910 hasta 1994 el límite entre Barracas, La Boca y San Telmo estuvo unido por la fábrica de bizcochos y galletitas, que fue uno de los ejemplos industriales que tuvo el país, y que hoy en día se ha transformado en Patrimonio Cultural de la Ciudad. En la década del ´20, cuando Argentina era el granero del mundo, lanzaron los bizcochos Canale. En los años ’50, fue el turno de los dulces y mermeladas, y en los ‘70 aparecieron las Cerealitas. 


En 1985, un incendio que consumió gran parte de la fábrica, hizo que la firma Canale no pueda recuperase. En 1994 la industria de galletas que había funcionado durante un siglo fue vendida al grupo Macri, ya que como en la mayoría de las fábricas nacionales, las deudas –68 millones de dólares- eran inafrontables. En la década de los ´90 la marca de la histórica industria típica de barrio del sur porteño, se vendió a una empresa multinacional. En 1999 la empresa Canale, al igual que Terrabusi, pasó a formar parte de la multinacional estadounidense Nabisco, luego de una millonaria puja con el grupo Macri. Lo mismo le sucedió al primer edificio que albergó a José Canale, en Defensa al 1200, transformado ahora en lo que es una torre y galería comercial. La fábrica es en la actualidad propiedad de la inmobiliaria Bullrich S.A. Esta empresa, además trabaja conjuntamente con el estudio de arquitectura Mc Cormak y asociados, casa FOA, entre otras empresas con capitales extranjeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada